Hola soy Miguel

Sentí la tentación de fotografiar lo que me rodeaba desde que era un niño. Mi curiosidad constante experimentar y resolver el misterio que se escondía dentro de aquella cajita mágica. Así que con tan solo 16 años conseguí mi gran propósito: una cámara, mi primera foto… y así empezó todo!

Me resulta incómodo hablar de mi así que os hablaré sobre mi trabajo, solo sé que creo firmemente en lo que hago, solo sé que SOY FOTÓGRAFO. Busco la esencia, atrapo esa luz especial que vive dentro de cada persona y la atmósfera de armonía que genera el amor.

Mi Málaga, el mar, el cielo de Andalucía y su gente me inspiran con su riqueza.
Disfruto con los matices de mi tierra y mezclo estas referencias con mi pasión por la moda, el cine y el arte. Este es mi coctel!

Dicen de mí trabajo que es alegre, que lo invade un color puro y enérgico y cuando escojo una visión monocromática me identifico con una fotografía mas conceptual, mas cerca del cine en blanco y negro. Me conmueve el equilibrio entre la sombra y la luz y transmitir este eterno contraste.

Mis retratos mantienen un halo muy cinéfilo. “No esperábamos que fuera tan fácil” o “me siento como una estrella” son los comentarios que más me gusta escuchar al final de cada sesión.

Estoy muy orgulloso de ser autodidacta, esto me ha permitido crear mis propias reglas, “experimentar sin limites” y trabajar hasta consolidar mi estilo.

Soy fotógrafo de moda y belleza, capturar la espontaneidad de los niños es otra de mis facetas profesionales pero mi territorio favorito son las fotografías de boda. Si me pides escoger mis modelos preferidos son siempre parejas ilusionadas, auténticas y con luz propia.

“Disparo con el corazón, juego con la luz natural y la persigo…” y cuando el momento me lo permite, aplico mis pinceladas de luz para dibujar lo que siento. Aporto de mi lo que he aprendido durante tantos años de rodaje, la técnica y la iluminación son para mi como el chocolate… irresistibles.

Si habéis llegado hasta aquí ¡felicidades!, estáis enamorados y puede ser que el destino nos guarde esta ocasión mágica para conocernos.

¿ hablamos ?

Hola soy Raquel

Con 15 años conocí a Miguel y todo mi mundo cambió. No solo me enamoraron sus ojos, su transparencia , también me contagió su pasión por la fotografía, así que juntos, durante estos años hemos aprendido una forma muy personal de reflejar lo que sentimos cuando fotografiamos.

Soy intuitiva, inquieta y perfeccionista, creo que los pequeños detalles cuentan. No me conformo solo con hacer fotos así que para sentirme al cien por cien he aprendido a maquillar y a peinar y disfruto supervisando todo el estilismo. Me encanta involucrarme con las parejas para que todo salga de película. ¡La dirección de arte me hace feliz!

Me gusta lo que hago hasta tal punto que creé mi propia colección de trajes de novia.

Durante 8 años compaginé mi agenda como fotógrafa con el del fascinante mundo de la moda nupcial en nuestro espacio Neonovias. Fue una experiencia de aprendizaje maravillosa.

En esta etapa profesional caminé con las novias desde el momento en el que aparecía esa chispa especial, cuando encontraban por fin su vestido hasta que llegaba el gran día de su boda. Todo un privilegio.
Desfiles, patronaje, tendencias, guardo como oro en paño mis vivencias en las mejores pasarelas de Europa.

Me chiflan las flores, el té, la música y leer. Me pierde el turquesa y me parece un sueño vivir cerca del Mediterráneo.

Sí, lo confieso, soy una romántica empedernida y tengo adicción a las historias de amor. Estoy deseando escuchar la vuestra.