Cada boda late a un ritmo, cada boda tiene su propio matiz.

Nos sentimos completos cuando encontramos esa CONEXIÓN especial, nuestra alma gemela, alguien distinto a nosotros y que a la par nos complementa.

CONTRASTE y armonía, física y pura química, así es el amor, un torrente de EMOCIONES, un camino hacia el EQUILIBRIO.

El equilibrio entre lo indómito y lo dócil, entre lo sereno y lo alocado, entre lo apropiado y lo irreverente, todo esto es AMOR.

Recoger en una colección de fotogramas lo que nos hace únicos, que nos conmueve, momentos que te acarician el alma, esto es lo que nos fascina, esto es ser FOTÓGRAFO.